Farándula mexicana

Era más galán que Andrés García, conquistó los corazones del público y de dos de las más famosas actrices

Por Melisa Santander

Era más galán que Andrés García, conquistó los corazones del público y de dos de las más famosas actrices

Nadie puede negar que Andrés García fue uno de los galanes más cotizados de la época, pero como él hubo otro famoso que también se robó los corazones de varias fans y famosas

Síguenos enSíguenos en Google News

Andrés García es uno de los famosos galanes de la televisión y el cine mexicanos, él conquistó con sus papeles de protagonista de novelas, como en Ana del Aire o Chanoc; y en más de una ocasión las fans soñaban con enamorarse de un hombre como García. 

Y como él hubo otro galán que también conquistó corazones, no solo de las fans y sus coprotagonistas en las novelas. Él es Guillermo de Capetillo quien protagonizó varias novelas y películas, pero sin duda las más famosas son las que hizo junto a Verónica Castro, primero en “Los ricos también lloran” y luego en “Rosa Salvaje” donde interpretaba el papel de Ricardo Linares, que se enamoraba de “Rosa”. 

Regístrate aquí: https://bit.ly/3ChvWYT y participa por una Air Fryer Ninja 

Más noticias de farándula: 

CON RAZÓN VICTORIA RUFFO NO LO QUIERE. EUGENIO DERBEZ HABRÍA MORDIDO LA MANO DE QUIÉN LE DIO DE COMER

EL ÚLTIMO DETALLE DE IRINA BAEVA QUE DEMOSTRÓ QUE TODO HABRÍA TERMINADO CON GABRIEL SOTO

Pero el hermano mayor de Eduardo Capetillo también trabajó con la “Reina de las telenovelas”, Victoria Ruffo, con ella hizo dupla para una de las telenovelas más famosas de “La queen” la historia de “La fiera”, esta novela se volvió tan famosa por la trama y la gran química que tenían los actores que la audiencia no se perdía ningún capítulo. 

La fiera fue la novela que le dio los papeles protagónicos a Victoria Ruffo

Con cada nuevo capítulo que se emitía la idea de que Guillermo Capetillo y Victoria Ruffo fueran pareja en la vida real, le gustaba más al público, por lo que no es extraño encontrar revistas de la época que aseguraban que ellos eran novios. Pero pese al gran éxito que obtuvo Guillermo, él decidió dejar la actuación y dedicarse a su otra pasión, ser torero como su padre; pero esta profesión terminó desapareciendo y él dejó los trajes de luces para llevar una vida normal; aunque participó en otras historias más de 20 años después, pero ya no como galán sino como actor secundario. 

 


Más noticias