Luis Miguel

Luis Miguel: sale a la venta imágenes de Luisito Rey en sus últimos días de vida

A pocos días del estreno de la segunda temporada de la serie del Sol ponen a la venta fotografías de los últimos momentos de Luisito Rey
martes, 6 de abril de 2021 · 13:00

Luis Miguel, la serie está a punto estrenar la segunda temporada el próximo 18 de abril, y aunque en esta entrega ya no se cuenta con el personaje del padre del famoso cantante, volvieron a salir a la luz supuestas subastas de unas fotografías que muestran a Luisito Rey en su etapa terminal e intubado, así lo afirmó el medio TV y Novelas.

El fotógrafo argentino Gabriel Piko fue la única persona de prensa que se encontró en uno de los momentos más complicados para la familia del cantante mexicano.  Este medio contactó al famoso fotógrafo quien relató que el padre de Luis Miguel ya estaba inconsciente, incluso el intérprete de, La Incondicional, llegó cuando Rey ya había fallecido.

Más de Luis Miguel: los temas que tratará la segunda temporada de la serie biográfica

Luis Miguel y Luisito Rey
Luis Miguel, Wipi TV

Así fue como el fotógrafo que también brindó apoyo a Luis Miguel dijo estar inconforme con la serie biográfica del Sol de México porque no se muestra la realidad de aquellos momentos. El argentino relató que a él lo contactaron de la revista Gente para acudir al hospital donde se encontraba el cantante español. Así lo hizo y de esa forma fue como captó unas dolorosas fotografías que ahora alguien las pone a la venta el mejor postor.

 Gabriel Piko reconoció que en un momento de su vida reconoció haberse arrepentido por las fotografías, pero que en aquel entonces solo cumplía su trabajo y hoy por hoy está consiente que fueron parte de un momento que ahora sirve para evidenciar la verdad de los hechos. Luis Miguel la serie ha causado conmoción en toda Latinoamérica y el público de habla hispana que cuenta los días para conocer más del reconocido cantante mexicano.

Más de Luis Miguel: el cantante conocería la verdad de su madre pero piensa llevárselo a la tumba