Farándula mexicana

Sara Corrales e Irina Baeva hicieron lo mismo, pero la colombiana sí aprendió de su error

Por Melisa Santander

Sara Corrales e Irina Baeva hicieron lo mismo, pero la colombiana sí aprendió de su error

Mucho se ha rumorado que Sara Corrales sería la nueva conquista de Gabriel Soto, pero aún no lo revelan por un contrato

Síguenos enSíguenos en Google News

A Irina Baeva la han criticado durante años por haber sido “la tercera en discordia” en la relación de Gabriel Soto y Geraldine Bazán; pero más le han criticado la manera en la que supuestamente se comportó con Geraldine, pues la actriz de Corona de Lágrimas reveló en su canal de Youtube que Irina solía enviarle mensajes de burla por ser la “otra” con la que la engañaba.

Incluso aseguró que cuando sucedió la peor pelea con Gabriel por su causa, ella publicó en una historia de Instagram, “amo el pequeño desastre que estoy haciendo”. Tiempo después de la separación de Geraldine y Gabriel se hizo público el romance de Soto y Baeva. Por lo que no ha podido separarse del título de “la rompehogares” pese a que están comprometidos para casarse.

Más noticias de farándula: 

LILIANA RODRÍGUEZ LE ENVÍA UNA INDIRECTA A ALEJANDRA JARAMILLO EN LA CASA DE LOS FAMOSOS 3

MIENTRAS LILI ESTEFAN TIENE UN SUELDO DE CASI 150 MIL DÓLARES, LO QUE GANA RAÚL MOLINA

Pero como Irina, al parecer Sara hizo lo mismo; según recordó la actriz en una entrevista con Mara Patricia Castañeda, uno de sus peores errores fue enamorarse de un hombre casado; cuando a penas tenía 17 años. Resulta que la guapa actriz trabajaba con el actor colombiano Robinson Díaz en la serie Vecinos, en su país natal; ahí él se habría insistido hasta conquistarla, aprovechando la inexperiencia de la actriz, quien aseguró en una entrevista en su natal Colombia entre lágrimas que ese fue su peor error y le pidió perdón a la esposa de Robinson, la también actriz Adriana Arango, pues ella los encontró en casa de Sara.

Sara Corrales dejó a Robinson Díaz

Cuando el escándalo explotó en Colombia, Sara sufrió bastante, pues había un movimiento en redes sociales que decía: “Sara Corrales, yo también estoy casado. Ven por mí”. Claro que esto le hizo pensar seriamente sobre su vida y se prometió no volver a cometer algo así, incluso le dijo a Mara Patricia Castañeda que cuando Robinson la volvió a buscar años después ella ya era una mujer y lo mando por un tubo, pues no quiso volver a cometer el mismo error dos veces, ella ahora vive según la regla del Karma, no hacer daño bajo ninguna circunstancia. 


Más noticias